viernes, 30 de mayo de 2008

Baterías de litio explosivas

Las celdas de Li-ion han significado una revolución en la portabilidad (por su baja densidad) y duración de batería de numerosos gadgets, teléfonos móviles, PCs portátiles y otros.

Tienen una densidad de energía muy alta por gramo, apenas padecen el "efecto memoria", todo parecen ventajas ...

Pero también tienen un pero: Su peligrosidad.

El litio (Li, número atómico 3) es un metal alcalino, altamente reactivo con el aire o el agua, se oxida con violencia, a veces en forma explosiva.

Las baterías de litio están compuestas de celdas, a mayor número de celdas, mayor capacidad en mAh y destacan por su ligereza, tres veces la del NiCd / NiMH.

Para conservar su capacidad se deben observar precauciones en cuanto a temperatura:

  • Al cargar: de 0 a 45ºC.
  • Almacenamiento: 0 a 20ºC. Solamente hasta 20ºC (!!)

El problema de los incendios o explosiones, se debe a la alta tasa de descarga que producen en las baterías los modernos dispositivos de alto consumo, lo que produce sobrecalentamiento y fallo de los sellados, entrada de aire y reacción química exotérmica ...

Suele ser fruto del ahorro de costes, el mal aislamiento entre celdas, y la mala conductividad térmica de los encapsulados empleados.

Redordemos que normalmente las celdas las produce algún fabricante de primera línea conocido en algún país occidental / industrializado pero su ensamblaje, encapsulado y sellado se hace en paises como China que adolecen de falta de controles de calidad y seguridad ... que se lo digan a Mattel!